Pipeta Pasteur


La pipeta Pasteur también ha sido llamada comúnmente con el nombre de “gotero” debido a su forma. Fue creada fundamentalmente para trasladar pequeñas cantidades de líquidos de un recipiente a otro, sin que éstos sean derramados.

Generalmente son tubos de vidrio de forma cónica, proveídos con un bulbo de goma en el extremo superior. Del mismo modo, hay personas que se refieren a este instrumento como “pipeta de chupón”.

Las pipetas Pasteur se encuentran disponibles en varias longitudes dependiendo de sus usos. Como sabes, este implemento de laboratorio lleva el nombre del brillante científico de origen francés Luis Pasteur, quien fue reconocido como uno de los primeros individuos en utilizar este tipo de implementos en sus experimentos.

A menudo se les considera unas piezas “desechables”, ya que su costo suele ser reducido. No obstante, mientras su estructura no se rompa, se puede lavar y volver a usar tantas veces como sea necesario, sin que se presente mayor inconveniente.

¿Existen pipetas Pasteur elaboradas de plástico?

Por supuesto que sí, las pipetas Pasteur de plástico funcionan exactamente igual que las de vidrio, con la excepción de que éstas están constituidas por una sola pieza, es decir, tanto el tubo como el bulbo se encuentran unidos. Las hay de distintos tamaños, en relación al volumen total que pueden contener.

La graduación se encuentra presente en el tubo, aunque bien vale la pena mencionar que no se recomienda usarlas cuando se quiere realizar una medición exacta, ya que los resultados obtenidos pueden ser variables.

Su uso en laboratorios se da principalmente en el campo de la biología, pues la gran mayoría de pruebas analizadas corresponden a sustancias acuosas que poseen en su conformación varios tipos de disolventes orgánicos que no afecta en nada los resultados. Sin embargo, hay elementos como la acetona que pueden llegar a corroer las paredes del instrumento, por lo cual en estos casos se recomienda utilizar una pipeta Pasteur de vidrio.

Del mismo modo, es de resaltar el hecho que entre más delgada y larga sea la punta de una pipeta Pasteur, afectará de manera directamente proporcional su grado de exactitud. Este es otro de los factores que evita que en ocasiones se utilicen las pipetas plásticas.

Las pipetas Pasteur usadas a pequeña escala

Cuando se llevan a cabo pruebas de laboratorio, por ejemplo en campos tan importantes como el de la microbiología, las puntas de las pipetas Pasteur se recubren con una pequeña casa de algodón que hace las veces de filtro, con el fin de evitar que porciones sólidas ajenas a la muestra se queden atrapadas ahí, evitando que lleguen al receptáculo y contaminen con ello el experimento.

Aquí la función del bulbo es trascendental, ya que ayuda a “succionar” velozmente aquellas sustancias que tienen una composición viscosa. Algunos biólogos habilidosos tienen la capacidad de usar a las pipetas Pasteur en procesos de cromatografía en pequeña escala.

Finalmente, nos falta comentar que este tipo de pipetas se pueden utilizar en micro destilaciones de dos o más sustancias. Lo que se hace en este proceso es colocar la porción de la sustancia contenida en la pipeta de Pasteur dentro de un recipiente pequeño que contiene un chip de ebullición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>