Tipos de pipetas


Como te habrás podido dar cuenta, este blog está dedicado en su totalidad a aportar información sobre las diferentes clases de pipetas que tenemos a nuestra disposición en la actualidad.

Inclusive, en el primer artículo de este sitio, se mencionaron de forma somera las características de cada una de ellas. Sin embargo, y con el único propósito de brindarte más datos acerca de este instrumento de laboratorio, el día de hoy vamos a tratar de ahondar un poco más sobre este tema.

La tarea que realizan los operarios dentro del laboratorio, a la hora de estar utilizando pipetas, se le conoce comúnmente con el nombre “pipeteo”. Éste es un procedimiento mediante el cual se puede generar la traslación de una cierta cantidad de volumen de una sustancia, de un receptáculo a otro.

Por otra parte, los profesionales dividen a las pipetas en tres categorías fundamentales, estas son:

Pipetas graduadas Se podría decir que estas pertenecen a la línea “clásica”, debido a que aún conservan un diseño totalmente tradicional. En el tubo del instrumento, se encuentran marcadas una serie de líneas que a su vez sirven como un rango de medición. Sobra decir que con estos implementos es posible medir cualquier volumen que se encuentre dentro de cualquiera de los niveles que vienen marcados en ella.

Comúnmente, las puedes encontrar en capacidades que van desde un décimo de mililitro hasta diez mililitros. No obstante, hoy en día es posible encontrar pipetas graduadas de un tamaño máximo de hasta 25 ml.

La exactitud en este tipo de herramientas es medida por medio de una sistematización sencilla de explicar: Se divide en clase A y clase B. A su vez, cada uno de estas se divide en nivel uno y nivel dos.

Dentro de la clase A nivel uno, son aquellas que se son calibradas usando el cero como parámetro. Por su parte, aquellas que pertenecen al tipo dos, brinden un mayor grado de precisión. Su rango de error en condiciones controladas suele ser de aproximadamente .5%. Caso contrario es el de las que pertenecen al nivel dos, las cuales poseen un rango de error del 1%.

Sin lugar a dudas, los tipos de pipetas más utilizadas dentro de este género son las denominadas como Pipetas Mohr.

Pipetas volumétricas Hay quienes afirman que las pipetas volumétricas no son otra cosa que pipetas graduadas con un cierto grado de modificación. Una de las características fundamentales de estos implementos es que en su cuerpo no poseen ningún tipo de graduación, a excepción de la cantidad total de volumen que pueden contener.

Ocasionalmente llegan a ser más exactos que las anteriores ya que se estima que ofrecen resultados con menos del 1% de error. Tal vez la única desventaja de este instrumento es que por la forma en que está constituido, no tiene cómo brindarle al usuario volúmenes de tipo fraccionario.

Pipetas Pasteur En la actualidad este tipo de pipetas, también llamados goteros, se usan sobre todo en el campo de la microbiología. Dado a lo pequeño de su tamaño, únicamente pueden transferir cantidades que no sobrepasen 1 ml. Su dispensador suele ser de plástico y puede venir unido al cuerpo de la pipeta o no.

Luego de utilizarlas durante una prueba, se recomienda tirar a la basura la punta que se usó. Su rango de error puede llegar a ser a veces menor del. 01%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>